viernes, abril 20, 2007

La música



"Ella, la música, me traslada al instante y directamente al estado espiritual en que se hallaba la persona que la había escrito. Me fundo con su alma y me traslado junto a ella de un estado de ánimo a otro, pero por qué me traslado, no sabría decirlo. Porque quién escribió, por ejemplo, la Sonata a Kreutzer, Beethoven, sabía por qué se encontraba en aquel estado; ese estado de ánimo lo condujo a determinados actos y por eso el estado aquel tenía para él un sentido; en cambio para mí no tiene ninguno. Por eso la música sólo excita, no culmina. A ver. Por ejemplo, una orquesta toca una marcha con ardor guerrero, los soldados desfilan a su son y la música alcanza su fin. Tocan una pieza bailable, yo la bailo y la música consigue su fin; tocan una misa, comulgo y también la música logra su fin; aquí en cambio sólo hay una excitación, pero falta el fin: qué hay que hacer en ese estado de excitación. Por eso la música tiene a veces un efecto tan terrible, tan pavoroso. En China la música es cuestión de Estado. Y así debe ser. ¿Cómo se puede permitir que cualquiera que quiera pueda hipnotizar a una o varias personas para luego hacer con ellas lo que se le ocurra? Y lo principal, que este hipnotizador sea el primer hombre inmoral de turno."


Sonata a Kreutzer
Lev Tolstói

10 Comments:

At 2:06 p. m., Blogger moucho branco said...

Interesante aportación, pero na miña opinión a música non pode vivirse dende a estricta racionalidade no que non sexa puramente técnico. O solfeo é racional, pero o sentemento é instintivo, e xustamente as sensacións que nos desperta é o que nos interesa na música, a técnica só é un instrumento para conseguir ese efecto.
A música, como calquera outra máxia, non se pode teorizar demasiado.

 
At 10:55 a. m., Blogger X said...

A arte pode nacer libre mais sempre vai dar a un contexto cheo de limitacións no que debe desenvolverse, obviar esta realidade suporía desentenderse do futuro da obra de arte.
Pareceume moi interesante o texto e tremendamente vixente, parabéns.

 
At 1:28 p. m., Blogger Torreira said...

Vexote mellor aqui que en Dubai srta.bico

 
At 4:49 p. m., Blogger Ra said...

Qué hermoso, Mrs...

 
At 6:55 p. m., Blogger Seoman said...

Comparto a opinion de Moucho. A música e sentemento non razocinio. Ainda que sempre hai unha porcion de lóxica, o sentemento gañao por goleada.. Creo eu

 
At 7:10 p. m., Anonymous Doutora Seymour said...

Quizais só os inmorais son quen hipnotizarnos coa súa música, quizais como di o texto precisamos recoñecémonos nese exhibicionismo para liberar os sentimentos, ¿e para que defenderse tanto?, que soe a música.

 
At 2:00 a. m., Blogger torredebabel said...

non hai arte que so sexa racional. Niso con moucho e seoman. Porén, todas elas necesitan da sistematización e da razón, ademais do mundo dos sentires.

 
At 1:42 a. m., Blogger Lucía Martínez Odriozola said...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

 
At 12:00 p. m., Blogger Marinha de Allegue said...

Que poderío!!

Unha aperta e un beijo musicais.
;)

 
At 1:52 p. m., Anonymous Lucía said...

El comentario suprimido era mío, pero fue el resultado de un intercambio de casillas. No era éste su destino, por eso lo he borrado. Lamento el error.

 

Publicar un comentario

<< Home